• LibroCosmos

Limónov


"Eduard Limónov no es un personaje de ficción. Existe. Yo lo conozco.” Advierte Emmanuel Carrère al inicio del libro, porque aunque pueda parecer inverosímil un personaje que ha pasado de ser delincuente juvenil en la Ucrania de la URSS a mayordomo de un multimillonario de Nueva York para terminar siendo líder del Partido Nacional Bolchevique principal opositor de Putin, y que entretanto no le ha sobrado el tiempo siendo también un escritor mimado y respetable en Paris y un soldado raso en la guerra de Bosnia al lado de los Serbios, la vida de Limónov es tan real como que esta biografía novelada o novela biográfica fue galardonada con el Premio Renaudot, el Premio de la Lengua Francesa 2011 y, en especial, el Prix des Prix 2011, que se elige entre las obras ganadoras de los ocho premios literarios franceses más importantes (Académie française, Décembre, Femina, Flore, Goncourt, Interallié, Médicis y Renaudot).


Emmanuel Carrère tiene el don de atrapar al lector desde el principio del libro, cuando nos relata el asesinato de Anna Politkovskaya a tiros en la escalera de su casa, el 7 de octubre de 2006 en Moscú, y él viaja allí para escribir un reportaje para la revista XXI y por casualidad se encuentra en una manifestación de oposición a Putin a Limónov, personaje que conoció en su juventud en los años 80 a París. Al igual que la lectura del libro Emmanuel no pudo dejar de lado el relato de la vida de Limónov hasta recopilar más de 400 páginas, oscilando entre una hostil irritación y la sincera admiración, dejando al descubierto todas las luces y oscuridades del personaje que consigue crear sin ser infiel a la realidad en ningún momento. A partir de entonces el libro nos permite conocer no solo la historia del último siglo de Rusia de una forma profunda y amena, haciendo un relato magnífico de los momentos culminantes y de su realidad cotidiana más palpable a lo largo de los años, pero no solo es un libro muy bien documentado históricamente sino que tiene el arte de hacernos vivir esa historia no solamente como simples espectadores sino increpando el lector a momentos a raíz de ponernos en la piel del hombre, Limónov, que tuvo que vivir esos y estos tiempos.


Entender al protagonista de esta obra de no ficción no es cosa fácil, porque como dice Carrère “Limónov se cree que es de una coherencia perfecta, pero yo no estoy de acuerdo”, los cuatro años que tardó en escribir el libro se dio cuenta que “es rey y mendigo a la vez. Un perdedor y un héroe. Los héroes que ganan mucho dinero y no tienen alma de perdedores no son héroes verdaderos. Realmente no sé si es un héroe de verdad, pero creo que su idea siempre fue ser uno de ellos, a pesar de que en su vida hay mucha confusión” escribe. Entre poeta underground frustrado y meditador paciente e iluminado en la cárcel de Lefortovo (el Alcatraz ruso) y el flamante campo de prisioneros Engels (el Eurogulag según los presos) encontramos una persona que sabe sacar provecho de sus situaciones dispares para encontrar siempre una nueva experiencia. El mismo hombre que no mostró reparos en saber si mató a alguien en la guerra de Bosnia, es también el hombre que ha visto oscilar su vida entre los amores que le han hecho sufrir hasta el extremo, del éxtasis y del dolor más desamparado; en medio de la ternura y la crueldad lo encontramos a él, el personaje real que puede que nunca podamos clasificar. Lo que es seguro es que Limónov lucho toda su vida por salir de mediocridad, por ser la nota que hace sonar la canción de la historia aunque sea del lado de los perdedores.


Webgrafía


https://elpais.com/cultura/2013/01/30/actualidad/1359551177_1028

Registra tu e-mail y recibe las últimas novedades 

© 2020 LibroCosmos